Wednesday, October 29, 2008

Natalia II

Véase Análisis Digital

Monday, October 27, 2008



La Residencia de Estudiantes recuerda a Natalia Jiménez de Cossío
Invitación al acto en recuerdo de Natalia Jiménez de Cossío
La Residencia de Estudiantes prepara un homenaje en recuerdo de Natalia Jiménez de Cossío, hija del primer director de la Residencia, Alberto Jiménez Fraud, y Presidenta de honor de los Amigos de la Residencia de Estudiantes. El acto se celebrará el próximo lunes 27 de Octubre a las 19.30, en el n. 21 de la calle Pinar de Madrid, sede de la Residencia.

Wednesday, October 22, 2008

Un niño de Rusia

Hace poco falleció en Ginebra mi viejo amigo Epifanio Ibáñez, uno de los niños que sus padres mandaron a Rusia durante nuestra guerra y que volvió ya adulto para trabajar como traductor en organismos internacionales, donde fuimos compañeros. Reproduzco aquí parte de la semblanza suya trazada en La loca de Chillán.

Episodio había aprovechado su formación soviética para darle la vuelta por completo, y a la vez que abominaba de abstracciones como la humanidad o el homo sapiens, era capaz de sentir estima y afecto por personas concretas y era un amigo leal de sus amigos. Era un misántropo que amaba al prójimo, es decir, al próximo, porque el lejano no existía para él. Yo solía asistir muchos domingos a los oficios en la iglesia ortodoxa rusa de Champel y cuál no sería mi sorpresa al verlo allá. Iba muy serio y concentrado. Nos saludamos de lejos con una inclinación de cabeza. También en lo religioso le había Epifanio dado la vuelta a la formación bolchevique.
¿Qué meditaría Epi en la iglesia rusa? ¿Pediría al Altísimo que le curase la misantropía y el pesimismo? Hubo una época en que le decía a quien le quisiera escuchar que sólo le quedaban cuatro años de vida. Un cuarto de siglo después seguía igual, fumando como una chimenea, royéndose las uñas, echando de comer a los pavos reales del Palacio de las Naciones y pronosticando catástrofes. Un día vi en la televisión o leí en una revista un reportaje sobre la isla de la Palma, la más occidental de las Canarias. Esta isla forma una alta montaña, a lo largo de cuya cresta hay una falla que hará que en una fecha geológicamente remota la isla se parta en dos, provocando un maremoto de tal envergadura en el Atlántico que las aguas cubrirán por completo todas las ciudades del litoral americano, Nueva York y Buenos Aires inclusive. Epi se alegró mucho con la noticia, pero la alegría le disminuyó bastante cuando le dije que eso no ocurriría hasta dentro de millones de años.

Franco ha muerto

Escribe ENRIQUE GARCÍA-MÁIQUEZ

ESPAÑOLES, FRANCO HA MUERTO
GARZÓN se apunta a novia en la boda, a niño en el bautizo y a Arias Navarro en la muerte del General: "Españoles, Franco ha muerto". Marx escribió a cuenta de los dos napoleones que lo que fue tragedia se repite como farsa. Si Arias Navarro y unas colas interminables de ciudadanos lloraron entonces de corazón, con el remake estamos llorando de risa.Se han hecho ya todos los chistes, se ha escrito mucho en la prensa y el fiscal Zaragoza se ha opuesto con contundencia: la causa judicial no se sostiene desde la Ley de Amnistía de 1977 y tiene tintes de Inquisición General. Para remate, los principales protagonistas -a no ser que Garzón nos dé un susto de muerte- llevan decenios respondiendo ante Dios y ante la historia. Penalmente, esto es una pena. Sin embargo, seamos positivos y no descartemos ciertos efectos benéficos del follón. Aunque es competencia del Estado, quizá ayude a que algunos familiares puedan exhumar y enterrar a sus antepasados. Sería, como titulaba hace unos días José Aguilar, "el acierto del disparate". Y como mínimo, en cualquier caso, servirá para evidenciar de nuevo el fervor por la amnesia de los antiguos colaboradores de Franco que siguen en activo. Realmente haría falta la pluma de un Shakespeare para describir el mundo interior de quienes prosperaron con el franquismo, y ahora, en vez de hacer una reflexión ponderada sobre aquel régimen, son leales partidarios del olvido y, en cuanto les aprietan, de la condena. Me temo que desperdiciarán otra vez esta oportunidad de aclarar su historia, y es una lástima: aclararían de paso la de España y la de la derecha, que se liberaría así de tantos complejos freudianos como arrastra.Yo puedo ayudar poco. Esforzándome mucho a lo más que llego es a recordar vagamente el 20 de noviembre de 1975. Eso sí, desde aquí me ofrezco como testigo para Garzón. Aunque muy niño, vi por la tele que Francisco Franco estaba lo que se dice muerto. Ojo: puede que mi testimonio no fuese tan inútil como parece. Quedaría claro que para una mayoría creciente de españoles (de los algo mayores que yo para abajo) la dictadura es historia. Más que las memorias de unos y de otros -todas respetables- toca un estudio honesto, sin maniqueísmos histéricos, de los hechos tal como fueron. O sea, lo mismo que de los Reyes Católicos, de Atapuerca, de la batalla de los Arapiles o de la Conquista de México. No perdamos la esperanza de que este jaleo tenga un efecto catártico. Cuando hasta los más escépticos se convenzan de que Arias Navarro no mentía, podremos dejar a los historiadores hacer su trabajo. Entonces empezará lo interesante.

Tuesday, October 21, 2008

Bergamín en la España de Franco

Véase Análisis Digital

Damnatio memoriae

Damnatio memoriae
No es nada nuevo que un régimen político condene al que lo precedió, pero esa condena es tanto más encarnizada cuando el que condena procede “sin traumas” del condenado. Es natural que el régimen que padece España procurase distanciarse del que lo precedió, entre otras cosas porque mantenerlo hubiera sido un anacronismo, pero lo que no tiene nada de natural es que al cabo de más de treinta años, pretenda borrarlo de la memoria colectiva identificándose nada menos que con la Historia. La expresión “condenado por la Historia” la puso en circulación el movimiento triunfante en Rusia en 1917 y la hemos venido padeciendo desde entonces, hasta que la Historia de verdad, harta de tan grosera suplantación, que duró tres cuartos de siglo, mandó a los suplantadores a su “cubo de la basura” (otra expresión acuñada también por esos mismos suplantadores).
Es muy difícil echar toda la culpa de estas operaciones a tal o cual partido o a tal o cual institución. Para mí los que menos respeto se merecen de todos son los que temen que esta Damnatio memoriae se los lleve a ellos por delante, es decir, “eche por la borda treinta años de democracia”, treinta años en los que se han puesto las bases de la situación presente. Y es que los presuntos beneficiarios de esos treinta años, que llaman “reconciliación” al cambio de chaqueta, no se arrepienten de la alegría con que ya intentaron en su día echar por la borda los cuarenta años precedentes.

Monday, October 20, 2008

Natalia Jiménez

Natalia II
Fue nel mezzo del camin della mia vita cuando yo conocí a Natalia y a su marido John, y fue en una triste oportunidad, la de la enfermedad y muerte en Ginebra de su padre, don Alberto Jiménez Fraud. A don Alberto lo había conocido en Oxford nueve años atrás, en la Semana Santa de 1955. A doña Natalia un poco antes, cuado vino a Cambridge a dar una conferencia titulada “El retrato de un Generalísimo”, es decir, el retrato de don Juan de Austria por El Greco. Supe entonces que el soneto de Juan Ramón Jiménez A una joven Diana, dedicado a Alberto Jiménez Fraud, fue escrito por ella y para ella, y que un día en Madrid, ya después de la guerra, dos jóvenes poetas habían rivalizado en recitárselo de memoria: Luis Rosales y José Antonio Muñoz Rojas.
Natalia hija, Natalita como le llamaban, Natalia II como se firmaba, era una belleza espectacular y confirmaba el que algunos, como Gregorio Prieto, la llamaran “La Flor de Oxford”. Fueron bien tristes aquellos días de la primavera ginebrina, con don Alberto de cuerpo presente velado por Marcela de Juan, madrileña del Celeste Imperio, una de las tantas personas españolas, de dentro y de fuera, que rodeábamos a don Alberto en las Naciones Unidas.
Puede decirse que tanto Natalia como su hermano Manolo heredaron, con la simpatía, los afectos de sus padres, y yo y luego los míos fuimos beneficiarios de ello. Ellos, que perdieron mucho al tener que abandonar España, se llevaron consigo algo que nadie les podía quitar sino con la vida: una manera de ser y de estar, una memoria de lo que habían sido y habían hecho y una fe en lo que otros podríamos en un futuro ser y hacer. Todos, sin pretenderlo, eran ejemplares, y en su ejemplaridad yo los asociaba, a través del abuelo Cossío, al cervantino Caballero del Verde Gabán. Son muchas las cartas que debo de guardar de doña Natalia, excelente corresponsal, y he perdido la cuenta de las veces y los lugares en que hemos convivido: Oxford, Londres, Viena, Ginebra, Madrid, Roma, Sevilla, Málaga, Betanzos…
Otro conocido común, ya desaparecido, exiliado también en Inglaterra, el yerno de Castillejo, Rafael Martínez Nadal, tan simpático como malévolo, decía entre otras lindezas, que Manolo y Natalita eran la negación del espíritu y el estilo de la Institución Libre de Enseñanza. Yo sólo sé decir que en Natalita lo que muchos tomaban por frivolidad era una alegría vital comunicativa que irradiaba felicidad. Natalia era alegre y luminosa, y eso se veía en las distintas casas en que vivió – en Belgravia o en el Barrio de Salamanca – en que los ventanales y los grandes espacios cobraban un plus de luminosidad con los paisajes urbanos de sus óleos y dibujos. Para Natalia una cosa o una persona no era buena o mala, era divertida o no divertida. Nadie que la haya conocido puede hablar mal de ella, aunque para muchos fuera un vendaval. Un vendaval, una ráfaga, una bocanada que ponía en movimiento todo cuanto se le ponía delante o tenía a su alrededor.
El temple de aquella hispanoinglesa que, como ella decía, de no haber sido su marido el segundón sino el mayorazgo, habría enjoyed terribly el haber ido de Lady Stucley por los salones londinenses, se demostró en su manera de hacer frente a los terribles golpes que sufrió, tanto más terribles cuanto que se trataba de una familia muy unida. Primero la muerte de su hermano Manolo, a quien adoraba; después la de su madre, en Galicia; por último la de su marido. Natalia, aparentemente ajena a todo el mundo intelectual de sus padres, demostró con creces que, al recaer sobre ella todo el peso de la tradición familiar, era capaz de estar a la altura de las circunstancias y, a la vez que organizaba y montaba exposiciones de obra propia, preparaba homenajes, promovía reediciones, movilizaba a medio mundo para que los españoles supieran quiénes habían sido don Alberto Jiménez y don Manuel Bartolomé Cossío y los conocieran por sus obras. Natalia estaba tan pronto en Londres como en Málaga o en Betanzos, pues también hubo de hacerse cargo de la finca de los abuelos en San Fiz de Vijoy donde, como en todos los lugares que ella tocaba con su varita mágica, muchos de los que la quisimos hemos pasado días inolvidables.
Por dos hijas mías que la acompañaron en sus últimos momentos sé que tuvo una buena muerte. Mi mujer le mandó decir una misa en San Marcos de Venecia.

Wednesday, October 15, 2008

Tuesday, October 14, 2008

Friday, October 10, 2008

Tuesday, October 07, 2008

If

Véase Análisis Digital

Saturday, October 04, 2008

Vanguardia y paranoia

Véase Análisis Digital

Crónicas extravagantes 2

Se traslada al 13 de noviembre la fecha de presentación en Madrid de Crónicas extravagantes, prevista pare el 16 de octubre.

Cunde la dendrofobia

ATENTADO CONTRA EL MEDIO AMBIENTE EN CORVALES


Se ha cometido un acto vandálico en la Reserva Natural de Corvales (La Zubia), dentro del Parque Natural de Sierra Nevada, dónde se han arrancado alrededor de 80 ejemplares de almez (Celtis australis) de cuatro años de edad, plantados recientemente.

Además del valor económico (2400 €), no hay que olvidar que cada árbol había recibido un cuidadoso tratamiento para lograr su germinación, su posterior crecimiento en vivero, numerosos cuidados y mano de obra para su plantación y mantenimiento.

Por otra parte, lo realmente importante es el daño causado de forma intencionada al ecosistema, al atentar contra una especie de alto valor ecológico, catalogada como Vulnerable en el Libro Rojo de las Especies Vegetales Amenazadas de Andalucía.

Este hecho ha sido denunciado ante el SEPRONA, la Consejería de Medio Ambiente y la Guardia Civil de La Zubia en septiembre de 2008.